¿Cuál es el sistema RooDol™ idóneo para mi entrenamiento?

RooDol_Redes-Sociales_34-Compact vs Track

Si cada ciclista tiene una bicicleta adaptada a la modalidad que practica. Si cada modalidad requiere de unas técnicas y unas especificidades. ¿Por qué vamos a conformarnos con un rodillo genérico para entrenar y calentar?
RooDol™ ha pensado en cada ciclista y en sus necesidades. Por eso, ha desarrollado dos tipos de rodillos, el RooDol™ Compact y el RooDol™ Track, para ajustarse a los requisitos de cada deportista.
De la misma manera que las bicicletas se diseñan dependiendo de si van a rodar en montaña, carretera, o pista, los rodillos RooDol™ se adaptan a cada modalidad. Así, pues… ¿Qué rodillo deberías usar?

Empecemos por RooDol™ Compact. Está pensado para entrenar Mountain Bike y carretera. El rodillo es el más fino de los dos, su diámetro es de 63 mm y más ligero. Es altamente recomendable si lo que necesitas es resistencia. Los rodillos COMPACT están diseñados para generar una mayor resistencia y así proporcionar al ciclista el esfuerzo óptimo para realizar un correcto entrenamiento. El sistema completo solo peso 4,5 kg.

El RooDol™ Track, sin embargo, es ideal si necesitas inercia, estabilidad, equilibrio y una menor resistencia. ¿Cómo se consigue? Con un mayor diámetro en el rodillo, ya que éste tiene 90 mm de diámetro. Aunque es válido para las cuatro modalidades – Fixie, Pista, Mountain Bike y Carretera-, es especialmente óptimo para pista porque el mayor diámetro de los rodillos TRACK genera superior inercia y menor resistencia, ideal para la tonificación muscular antes y después de las carreras. De hecho, Jaume Mas, el exseleccionador español de pista lo utiliza para los calentamientos con su equipo en el Velódromo de Barcelona.
El sistema completo pesa 6 kg.

Así que ya sabes, escoge el rodillo más apropiado a tus necesidades de entrenamiento, ¡RooDol™ te lo pone fácil!

¿Te ayudo?